jueves, 16 de mayo de 2019

Serie: Line of Duty

Esta serie es uno de los fenómenos de los últimos años, hasta el punto de que el estreno de su quinta temporada fue el programa con más audiencia en lo que va de año en Inglaterra. Su creador es un tal Jed Mercurio, de apellido perfectamente identificable, y que también lo fue de otro gran éxito del año pasado, The Bodyguard.

Los que hayan visto ésta, ya saben que esperar de Line of Duty: tramas enrevesadas hasta lo inimaginable, pero siempre manteniéndose dentro de la verosimilitud, y con cuerpos de policia involucrados.

En Line of Duty los protagonistas forman el departamento AC-12, el Asuntos Internos de la policía británica. Son tres los protagonistas indiscutibles: los agentes Steve Arnott (Martin Compston) y Kate Fleming (Vicky McClure), y su jefe, el superintendente Ted Hastings (Adrian Dunbar). Los tres nos guiaran a través de una montaña rusa de intrigas y traiciones, de las que muchas veces no podrán ser ajenos. Mercurio lleva el tema de Asuntos Internos hasta unos límites impensables, pero manteniendo en todo momento la tensión y atención.

Cada una de las temporadas (y van 5) tiene un "malo" protagonista, pero a su vez se agrupan en ciclos de tres temporadas para malos de mayor nivel, y cabe pensar que en algún momento atraparán al gran malo. ¿Será en la ya anunciada sexta temporada? Por cierto, son temporadas de 6 capítulos de 1 hora de duración.

Lo que más destaca de esta serie, y lo que se acostumbra a esperar con impaciencia el espectador en cuanto ha visto la primera temporada, son los interrogatorios. Cuando capturan a un sospechoso/a éste es llevado a una sala acristalada en que los protagonistas le confrontarán con las pruebas obtenidas e irán desgranando, o tratando de hacerlo, los puntos débiles y contradicciones de sus declaraciones.

Lo bueno de estos interrogatorios es que uno sabe cómo empiezan, pero es impredecible saber cómo terminarán. Y os aseguro que puede pasar de todo, incluso que termine detenido el agente interrogador. Eso es lo que consigue Mercurio con sus guiones. Para mí el rizo es cuando consigue, en determinado capítulo, que A interrogue a B al principio del mismo, y, según avanza, tengamos la situación contraria, en que es B el que interroga a A por las mismas sospechas.

También hay escenas de acción, aunque no predominan. También son magníficas, sobre todo las que cierran temporada. Y los protagonistas se ven acompañados por actores de cierto renombre, actuando como "malos" o como sospechosos.

En fin, una magnífica serie de la que estaba esperando como agua de mayo la nueva temporada, como ahora quedo esperando la nueva de Peaky Blinders, aún sin fecha. Y habrá que estar atento al figura de Jed Mercurio, que es capaz de sacar alguna otra serie entre medias.