jueves, 13 de agosto de 2009

Vale, España es una democracia. ¿Y qué?

Se me echan encima algunos contertulios con el tema de que si digo que en España no hay democracia. Así que aprovecho las tardes estivales para recordar un poco de lo que leí hará un año sobre la separación de poderes y estas cosillas que nos venden nuestros políticos.

Pero empiezo aceptando pulpo. Vale, España es una democracia. Podemos elegir cada cuatro años quién nos va a mandar. Si no nos gusta, lo podemos cambiar pasado ese periodo. Magnífica defensa de mis libertadas esta que me proporcionan los políticos. Se han llevado a la gente al tema de la democracia y la libre elección, como si eso tuviera algo que ver con la libertad.

Lo voy a decir claro: democracia y libertad son conceptos que no tienen ningún tipo de relación, aunque a los políticos les interesa equipararlos. Además, debe de haber distintos grados de democracia, pues ahora se lleva hablar de democracias modernas y avanzadas.

Lo importante no es poder elegir quién te va a avasallar, lo importante es poder ejercer tu libertad sin temor a que un tercero, en aras del interés general, te pueda quitar tus propiedades, o te pueda llevar a la carcel sin más (cosa que, por cierto, puede pasarte si te niegas a pagar los impuestos, esto es, a que te quiten tus propiedades en aras del interés general).

Así que España es una democracia, y eso no conduce a nada. Porque al contrario que en otras democracias, como la norteamericana, la inglesa o la francesa, aquí los políticos se diseñaron un sistema que garantiza que no haya separación de poderes a medio plazo. No olvideis que nuestra Constitución fue hecha por políticos, y para políticos, lo mismo que el Estatuto de Cataluña. ¿O es que ha encontrado mucho respaldo popular?

¿Hay algún ciudadano normal en España que sepa distinguir entre el Parlamento y el Gobierno? ¿Cuándo se ha opuesto el grupo del partido del Gobierno, o alguno de sus diputados, a algo de lo que haya propuesto el Gobierno? Al contrario, esos grupos parlamentarios tratan de facilitar la vida del ejecutivo de su partido, no de fiscalizarlo en interés de los españoles. Mecanismos como las listas cerradas son estupendos para garantizar que haya "disciplina de partido". Y la disciplina de partido no supone nada más que disciplina de votante.

Así que separación entre ejecutivo y legislativo en España ni hay, ni se la espera, ni a nivel nacional, ni autonómico, ni local. Los diputados responden ante el líder del partido, y no ante sus votantes, cosa que sí ocurre en EEUU e Inglaterra. Magnífico comienzo.

En cuanto al poder judicial, solo hay que ver la composición del Tribunal Supremo y del Constitucional. Leed, leed los nombres, que seguro que os suenan. Políticos de ambos bandos viviendo de la sinecura. Y como buena sinecura, les exige ser fiel, de nuevo, al líder del partido. Guay de separación de nuevo.

Sí existen jueces en niveles inferiores que son independientes, claro, pero sus casos terminan donde terminan si de verdad tienen relevancia. Así que poco que rascar aquí también. En nombre del interés general, se pueden cambiar las leyes arbitrariamente y, lógicamente, se puedan cambiar también los jueces. ¿O es que puede ir una sentencia contra el "interés general"? ¿En qué cabeza cabe?

Y todo esto pasa porque, con el sistema de separación de poderes forzada por la Revolución Francesa, todo es maquillaje. Los poderes solo pueden estar separados si dimanan de fuentes distintas: pero si todo dimanda de la soberanía popular, no hay separación. Y todos quedamos al arbitrio de nuestra "soberanía", que tampoco es la nuestra, sino la de nuestros elegidos.

Por cierto, antes de que los listillos de turno digan que me estoy metiendo con el actual gobierno, que se relean bien la entrada para constatar que en ningún momento he hablado de un partido concreto... hasta ahora. El PSOE está explotando estas características de nuestra querida democracia para sus fines, como la ha hecho el PP en el pasado, y lo volverá a hacer en el futuro si tiene oportunidad y necesidad. Otra cosa es la sutileza con que cada uno lo hace.

5 comentarios:

mcanabalb dijo...

Oe, oe, oe - buenisimo el post!!!

Una explicación mas larga en Los fundamentos de la libertad de Hayek :)

Ya partimos de una Constitución que dice ...

Artículo 128.
1. Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.

Art 31. El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.

Artículo 38.
Se reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Los poderes públicos garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la economía general y, en su caso, de la planificación.

... quien mal empieza ...

Anónimo dijo...

Pues yo creo que tus reflexiones son de lo más acertadas y aún apunto una más, y es el cuarto poder (los medios de comunicación), que no hace falta decirlo en España están al servicio del poder y si no se les obliga con algún RD para los que se portan bien...

Y con respecto a los partidos actuales tienes razón, quizá la única diferencia es que si los dos usan su poder político, el PSOE siempre abusa y de qué manera...

Camarada Stewie dijo...

Claro que vivimos en una democracia, y además una avanzada. Aún no llegamos al nivel de Chavezuela pero demosle tiempo al tiempo.

Nuestra democracia no es una desviación de un noble ideal, sino la democracia real. Del mismo modo que algunos dicen que lo que hubo en Rusia no fue comunismo, si no una desviación desafortunada, otros nos vienen con lo de que no somos una autentica democracia. Pues menos mal oiga.

sorgo2002 dijo...

No está nada mal Ferhergón, tan sólo recordar que un sistema de libertades y uan democaracia no son la misma cosa.

Un sistema de libertades no es más que un Estado que se compromete a respetar determinados derechos de los ciudadanos en determinadas condiciones, mientras que una democaracia es un sitema político en el que cualquier ciudadano tiene posibilidades de postularse como cargo político.

¿España es una democracia?...evidentemente no, sólo desde las ejecutivas del PSOE o del PP tiene un ciudadano posibilidades de postularse para los más altos cargos políticos del Estado, eso no quita que sea un sistema de reparto predeterminado del poder para sólo unos pocos partidos políticos, a los que un ciudadano debe someterse para que le otorguen la posibilidad de llegar a un cargo político, que a los demás les reconoce ciertas libertades condicionadas...conformarse con eso o soñar con otra cosa en cuestión de cada uno.

atroma dijo...

Muy de acuerdo. Aunque sólo una puntualización, siempre que esta el PSOE ahí por delante, siendo quien defiende nuestra democracia, se habla de la separación de poderes. Y seguro que se podrá decirlo, aun.

¿Es una defensa al PP? No. al PP que les den. Sólo, o bien son más listos cuando están en el poder, y nos la meten mas doblada. O en realidad son los “pánfilos” que demuestran ser.

Y pienso yo que esto es así, por no dejar a interpretación vulgar, A una asociación, como tanto les gusta al PSOE, y que saben que con cientos de asociaciones pueden controlar lo que les venga en gana. La asociación de jueces por la democracia, una asociación puramente marxista, con muy pocos afiliados y que se encuentra con cargos muy bien repartidos copando todas las instituciones necesarias. Donde uno de sus presidentes es maría teresa de la vega, y otro es López garrido. Ya me creo que me suenan los nombres.

Son insaciables.