martes, 30 de septiembre de 2008

Losantos, otra vez solo ante el peligro

Otra vez la tertulia de la COPE, otra vez me asola la desesperación. Y eso, pese a las buenas noticias de ayer en el Congreso USA, sobre las cuales pospongo el comentario hasta mañana. Porque lo de hoy ha sido como el chiste: "Joe, paso por la calle, veo a tres tíos pegándolo a uno... ¿me meto, no me meto? ¿me meto o no me meto?. Me metí, y no veas que paliza le dimos entre los cuatro".

Pues eso: que Losantos se ha traído en defensa del liberalismo a Alberto Recarte, contra Pedro Jota y el del otro día. Y le han pegado una paliza entre los tres. Confieso mi decepción por el señor Recarte, con cuyos artículos he aprendido un montón, y que se ha hecho digno de mi respeto.

Sin embargo, hoy, encima de forma convincente y didáctica, creo que ha dado una perspectiva de los hechos algo sesgada.

Comienza describiendo las razones por las que se elaboró el plan de urgencia en USA. Al parecer, hace 10 días, la crisis de confianza habría alcanzado a los fondos monetarios, que son los que proporcionan liquidez a corto plazo a las empresas (por ejemplo, los pagos con Visa). El pánico hizo que los inversores comenzaran a deshacer posiciones en estos activos, por lo que, según Recarte y supongo que Paulson, se corría el riesgo de que el sistema económica se quedara sin efectivo a corto plazo, lo que le hubiera llevado al detenimiento.

Muy plausible, sí. Salvo por el hecho de que la pasta obtenida de vender dichos activos hubiera tenido que ir a algún lugar, a menos que todos los ex- inversores prefirieran meterlo bajo el colchón, cosa harto improbable en un entorno de inflación. A lo mejor, lo que hubieran hecho esos señores es comprar las cosas con cash, en vez de con VISA, no sé. El caso es que el dinero así obtenido hubiera vuelto (en realidad, no había salido) al sistema sin ninguna duda. Por tanto, es falso el presupuesto de partida para la intervención. Añado, como siempre, por mucho que lo disfracen con terminología abstrusa.

No contento con esto, el señor Recarte insiste en el grado de catástrofe que supone para la economia la no aprobación del plan y, jaleado por Pedro Jota, afirma que esperemos que algo se haga. Don Alberto y don Pedro siguen mirando a la Bolsa como si las subidas en esta implicaran la mejora en la economía. Clásico caso de confundir síntomas con causas. La economía no va a mejorar por mucho que el Gobierno sea el que dirija en que nos gastamos la renta; es al contrario.

Por último, se queja don Alberto de que los bancos centrales y la FED tienen ya esos poderes omnímodos que no se quieren dar a Paulson, que están implícitos en nuestros ordenamientos, y que nadie se queja. Que el hombre de a pie no conoce la sofisticación del sistema financiero, y por eso se necesitan estos organismos expertos para solucionar los problemas. En fin, qué se puede decir. Si Hayek levantara la cabeza y viera que a este hombre le llaman liberal en España....

Uno de los problemas clásicos en relación con las agencias regulatorias es precisamente ese, que en aras de una mayor sabiduría se hurtan a los mercados decisiones que les corresponden, creando poderes incluso por encima de los atribuidos por las elecciones. Evidentemente, esa es una muy buena razón para cargárselas, aparte de la negligencia que han demostrado.

Don Federico, por favor, no se deje usted convencer, aunque la exposición del señor Recarte sea clara.

10 comentarios:

agustin dijo...

Hay un grupo de empresarios españoles, entre ellos Recarte y Garrigues, apoyan la intervención porque algunos de sus clientes, cuyos intereses ellos representan en España, dependen de ella. Ambos reciben fondos de empresas americanas, uno para sus fundaciones, otro para LD, además de los ingentes ingresos de sus despachos. Antes de hablar deberían decirnos qué vínculos tienen con las financieras y constructoras americanas. No están actuando con honradez. Están haciendo lo mismo que los políticos americanos que defienden el bailout porque las empresas pagaron sus campañas electorales. El debate está viciado aquí también.

Anónimo dijo...

Buenas noches.

Le envio este mail para proponerle un nuevo giro a su blog, con este cambio conseguiria situar su blog con un volumen mucho mas elevado de visitas sin suponerle ningun coste para usted. Nosotros le proponemos alojar su blog en nuestro server, elnuevoparquet.com donde podra usted comprobar que tenemos una comunidad muy amplia y extensa de blogs, muy cuidados y con un buen tiron en el mundo bursatil.
Ademas nosotros podemos gestionarle toda su publicidad con Google Adsense, que seria el 100% para usted y se la insertariamos en el blog. Nuestros blogs son 100% configurables y me atreveria a decir, que hechos a media de cada usuario.
Esperando una respuesta por su parte.

Un saludo.

José Henríquez dijo...

Todo el mundo tiene intereses y es legítimo defenderlos. El problema para las ideas liberales en España es que actualmente se considera liberal a todo aquel que crea en el despido libre, y se quedan tan anchos. Un buen ejemplo de esto lo tenemos en nuestros empresarios, que creen en la libertad mientras sea rentable. Pero el liberalismo se tiene que aplicar en todos los ámbitos de la vida. En el económico por supuesto, ya que es de lo más importante, pero uno más al fin y al cabo. Y para que un sistema liberal funcione la libertad tiene que aplicarse en todo.
Me hace mucha gracia cuando los eruditos del liberalismo en España ponen a EE.UU. de ejemplo a seguir. Que los americanos son los más liberales, quizás, pero por ejemplo Chile lo es bastante más. Y estoy sólo haciendo referencia a mercados. Si tuviéramos que analizar todos los ámbitos de la vida mal apañados vamos.
Desgraciadamente para todos los que queremos seguir teniendo una radio libre e independiente, Losantos es uno más de los pseudoliberales españoles. Y con el tiempo veo como desde las noches en La Literna, o más allá cuando era sólo contertulio radiofónico, su concepción de libertad se va estrechando cada vez más, centrándose sólo al ámbito económico.

Mary White dijo...

Ferhergon, el problema de fondo es que creen en el liberalismo mientras sea útil, son utilitaristas... that's all folks!

Maestro dijo...

¡Qué va! La cuestión es que cuando uno madura entiende que el liberalismo es imprescindiblemente conservador (por ello los republicanos americanos son los conservadores y la siniestra la "liberal"). Es una consecuencia lógica de escalar la pirámide de Maslow y la de la edad, entiendes que lo importante debe conservarse y defenderse. Cuando uno es más joven y orgulloso de etiquetarse "liberal", cree que la libertad es la nada, la defensa de ningún "dogma", la tolerancia hacia todo lo que a uno le interesa. Fedrico tiene su estilo, como ha dicho Herrera, pero su discurso es casi impecable.

A veces se nos olvida que venimos de una civilización totalitaria y aún mantenemos estructuras totalitarias, tenemos prisa porque todo sea para ya mismo como nos gustaría y pataleamos, pero la culpa no la tiene el liberalismo, sino su ausencia. Si Garriges defiende el intervencionismo como profesional, que lo desconozco totalmente, está en su derecho, porque cobra por ello, otra cosa es lo que piense, como el abogado de un asesino.

Fabricio Tedel dijo...

Maestro eso es un argumento o es una excusa. Me estás hablando de liberalismo con privilegios??, si es así para quienes... y luego por qué nos llevan la delantera los socialistas en la batalla de ideas!!!

Fabricio Tedel dijo...

Maestro acabo de darme cuenta que no eres liberal sino alguna cosa más rara aun :P, así que la crítica anterior no se aplicaría en teoría para tí... creo

Ferhergón dijo...

Muchas gracias por los interesantes comentarios.

Solo tengo algo que añadir al de Jose Henríquez. Dices que el liberalismo económico es importante, pero que no es el único.
Pues que quieres que te diga: desde mi punto de vista, el único liberalismo importante es precisamente el económico, pues es el que nos hace independientes realmente del gobierno, y de sus injerencias en este o en otros ámbitos de nuestra vida.
Si el Gobierno no tiene nuestro sostén involuntario, no podrá cohartar nuestra libertad en ningún ámbito: ¿de dónde iba a sacar la pasta?

Ferhergón dijo...

Anónimo: gracias por la oferta.
Dígame cómo proceder, y está hecho.

Maestro dijo...

Claro que soy liberal, Fabricio, liberal-conservador, aclaro.

No estoy hablando de liberalismo con privilegios, si me puedes precisar más por qué lo dices te podré contestar mejor.