jueves, 29 de enero de 2009

Vivan los negacionistas!

Resulta que ese panfletillo diario llamado Público ha calificado al Instituto Juan de Mariana (IJM) de negacionista. La noticia informa de que Gabriel Calzada, su presindente, intervendrá en un Congreso sobre el cambio climático el próximo marzo en EEUU, y aprovecha para decir que el IJM es negacionista, porque niega el cambio climático. Vamos, como si fuéramos masones o ocultistas, no sé.

Lo cierto es que siempre el público, no solo el panfletillo, se ha opuesto a los negacionistas. Imagino que tanto el público como Público hubieran calificado de negacionistas a Copérnico, por negar que el sol giraba en torno a la Tierra, a Ford, por negar que los coches pudieran ser accesibles a todo el mundo, o a Bill Gates, por negar que los ordenadores tuvieran que ser sistemas cerrados.

Los negacionistas son aquellos individuos que tienen la visión y el valor suficiente para oponerse al resto de sus ciudadanos en algo que estos dan por supuesto. Y, por eso, son los negacionistas los únicos que hacen que el mundo evolucione. Si no hubiera negacionistas, el status quo estaría aceptado y nadie se plantearía ponerlo a prueba. Digamos que hubo un negacionista que negó que el hombre tuviera que acarrear las mercancias, e inventó la rueda; y otro que negó que las especias tuvieran que venir de oriente, y descubrió América!!!!

El mercado libre está lleno de negacionistas. En la jerga económica, les llamamos emprendedores: niegan que el estado actual de precios y reparto de recursos no se puede mejorar; ven oportunidades de negocio y de uso de estos recursos, y se arriesgan en contra del quorum de cada momento. Y crean, cuando aciertan, un montón de riqueza para todos sus congéneres, los "afirmacionistas", que solo ceden su testarudez ante la realidad de la fortuna de los negacionistas.

Lo mejor de todo es que existen mecanismos fiables para que estos negacionistas sigan funcionando, y nos saquen del pozo económico en que estamos: el beneficio, el lucro. Aunque creo que los miembros del IJM también seremos más ricos una vez el ideal de una sociedad y un mercado libre se alcance, el IJM no es negacionista por lucro, sino por altruismo.

Pero, qué quieren que les diga, el altruismo es muy bonito, pero me fio más de los negacionistas que buscan su beneficio propio.

9 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Amigo mío, compañero de fatigas, compañero de alma, genial divulgador... (bueno, no te hago más la pelota; es broma, que lo digo de corazón): A ESTOS INDIVIDUOS, NI CASO.

Bueno, si quieres, mejor les aplicamos lo del Quijote: "Ladran luego cabalgamos".

UN fuerte abrazo.

(A veces complo "eso" por lo de la peli de lo viernes... Creo que no he pasado de la portada, menos la primera vez que lo compré...)

Carlos Arrikitown dijo...

Ladro será.

CLD dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices, pero me temo que eres demasiado blando con Público. No comparan a los escépticos del calentamiento global con "masones" u "ocultistas", sino con los filonazis que niegan el Holocausto.

Anónimo dijo...

Yo sí creo en el calentamiento global, pero me gusta leer opiniones en contra porque puede que el que esté equivocado sea yo.

Anónimo dijo...

Cielos, uno que cree en el calentamiento y no es de la secta.

Anónimo dijo...

"Ladro será."

No, es "Huele a pis. PSOE caca. Zpaputo embustero, ratas al estercolar.net"

A tu medida y sin acritud, progre.

yosoyhuerta dijo...

Al Milikito Daily no hay que hacerle ni caso. Es una gacetilla basura para gente con un nivel ínfimo.

Anónimo dijo...

El pobre Dodgson lleva fatal lo de los espías de su novia.

Está empeorando incluso de la dislexia.

Criatura...

Ferhergón dijo...

Muchas gracias por los comentarios.

Ah, yo tampoco me entero de qué va la conversación entre anónimos que empieza por Ladro será.