domingo, 8 de febrero de 2009

Slumdog Millonaire, magnífica

Lo acabo de terminar y me precipito al ordenador para escribir una entrada sobre esta emocionante y magnífica novela. Uno la empieza con calma, asumiendo que es muy original eso de ver de qué forma la sabiduria obtenida por un pobre indio en las calles puede llevarle a responder preguntas de cultura general.

Pero rápidamente uno se encuentra atrapado en una historia de "historietas", porque cada pregunta encuentra respuesta en uno de los capítulos de la dramática vida del protagonista, Ram Mohamed Joseph. Por cierto, en este lio de las religiones me recuerda también a la primera parte de "The Life of Pi", de autor indio también.

En cada una de las historias que van componiendo la vida de R.M.J. (yo también pongo mi granito para la alianza de las civiilizaciones) ocurre que, casualmente, aprende algo de cultura que le permite encontrar la respuesta a las preguntas del concurso. Sin embargo, dicha obtención no pasa de ser anedótica en cada uno de los pasajes.

Lo que sí describen estos es historias verdaderamente dramáticas cuando no trágicas, aderezadas por algo, pero muy poco, de humor. La evidente duda que surge es si estas historias son comunes en la India (y por eso no sorprendente que le ocurran todas a un indio cualquiera) o son excepcionales. En el primer caso, la situación daría verdadero miedo...

No quiero revelar demasiado del libro, pero sí compartir con quien lea estas líneas la emoción que me ha causado, lo bien narrado que está y lo recomendable que me parece su lectura. Pese al título, yo no lo calificaría de costumbrista: nadie va a encontrar aquí la descripción de un día en la vida de los habitantes de un Slum de Mumbay. De hecho, solo en uno de los capítulos de los 12 vive el protagonista en el slum que da título a la novela.

En el resto, su residencia es algo más agradable, lo que nos revela que, pese a parecernos un miserable, tiene bastante recorrido hacia abajo en la estructura económica de la sociedad india. La parte final del libro es una verdadera montaña rusa, que te lleva de las lágrimas de sufrimiento a las de alegria, con una maestria inusual. Desde luego, hacía tiempo que no me asomaban gotitas de los ojos al leer un libro, y este lo ha conseguido.

Hay mucho que reflexionar sobre la historia, pero me quedo, como podeis imaginar, con una liberal. Sí, en la India hay slums, en la India hay crueldad, en la India hay injusticia; pero en la nueva India, nadie está encadenado a su presente. Sí, es difícil, es muy difícil quizás, salir a flote. Pero con estusiasmo, lealtad y algo de suerte, hasta un slumdog puede volverse millonario. Eso sí, dejando al Gobierno su pernada, como nos recuerda el protagonista cuando se lleva la pasta.

La parte de que la justicia sigue extraños caminos, pero encuentra su destino, me parece más de cuento chino, en este caso, indio.

Leedlo, please.

2 comentarios:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

No te lo vas a creer, Fernando, pero acabo de ver el trailer de la película (que dirige Danny Boyle, de Trainspotting) hace pocas horas en el cine: muy cerca de tu casa, el los Verdi. (La peli que he visto, La clase, no tiene desperdicio, por otra parte).

Tomo tu referencia literaria. Yo he tenido una revelación literaria en los últimos tiempos (vamos, hace pocas semanas): Haruki Murakami. Es sensacional.

Hablamos-

Simbiotic System dijo...

No te lo vas a creer, pero hace como dos meses vi la película de hecho la tengo criticada en mi blog de críticas cinematográficas.

Es excelente.

Y el libro mejor :-)

Un saludo