viernes, 10 de octubre de 2008

Gobierno, garantízate a ti mismo

Con la que está cayendo, se ha difícil elegir sobre qué tema escribir: caída de las Bolsas, nacionalización de la banca, garantías de depósitos, ayudas los bancos con coste cero para los españoles (jua,jua,jua) o los problemas de liquidez de universidaes y ayuntamientos. Vamos, para dar y tomar, y todo con la misma raiz: el libre mercado (lo he dicho irónicamente, claro).

Me meto hoy con el tema de las garantías de los depósitos. Irlanda, Grecia y Alemania garantizan la totalidad; España, solo 100.000 Euros por depósito, aunque no hay que preocuparse, porque con eso están garantizados el 94% de los depósitos. Es que esto es un despiporre.

Vamos a ver, ¿qué significa que el Gobierno español garantiza los depósitos hasta 100.000 Euros? Pues que si un banco o caja quiebra, pagará el Gobierno la cantidad a la que no pueda hacer frente la entidad. Pero, ¿de dónde saca el dinero el Gobierno? De nuestros impuestos, tarde o temprano. Y, ¿quiénes son los depositantes a los que se garantiza el depósito? Pues, en el mejor caso, nosotros mismos. Así que esto es estupendo, nosotros nos garantizamos nuestros depósitos. Si mi banco cae, mis impuestos (que me habían quitado) me los devolverán en forma de depósito. Ya ves que estupidez de solución.

Mejor aún: a lo mejor utilizan mis impuestos para garantizar los depósitos de un rico-hombre holandés o hindú. Y, realmente, ¿a quién beneficia esta garantía? A mí no, que soy el garante. Beneficia, por supuesto, al intermediario, el banco, que se sitúa en una mejor situación de riesgo para su negocio. Para captar ahorros de la gente, con los que poder jugar: si gana, gana él; si pierde, perdemos todos.

Pero es más divertido. Imagino que los ayuntamientos, CCAAs, administraciones públicas en general, y el Gobierno, en particular, tendrá su dinerillo en alguna cuenta. Sí, ese mismo que nos ha sacado con impuestos y con el que pretende que garanticemos nuestro dinero. ¿Y si el que quiebra es el banco donde está el dinero de las garantías? ¿Quién le garantiza a él? Subirán nuestros impuestos para garantizar que nuestro Estado pueda hacer frente a las garantías de nuestros depósitos? (Y el desenladrillador que lo desenladrillare...)

¿A qué está divertido el tema? Y encima nos chulean, hay que fastidiarse.

2 comentarios:

josempelaez dijo...

Pues sí, Fernando, un verdadero despiporre. Lo que me parece más triste es que la mayoría de los que lo dicen en los medios resulta que creen en esos cuentos indantiles.

El comportamiento borreguil que conduce a pasar del crédito ilimitado a la desconfianza absoluta me parece como lo del encanto ese que lleva a los niños a pasar de la risa al llanto.

Anónimo dijo...

Oye, y ni aún así se tiran al barro del interbancario los banqueros. No, si al final va a ser verdad que no hay nada más cobarde que un millón de dólares.

Nosotros mientras, como muy bien dijo Dieter el otro día en LD, donde antes teníamos nuestro dinero, hoy tenemos un papelito de ZP que dice que nos lo vamos a dar... nosotros mismos, ya veremos cuándo. Oiga, y la preferencia temporal ¿qué ha pasado con ella?

Pero tienes razón: más vale reir que llorar.

Mónica