sábado, 25 de octubre de 2008

Predicción para el 15 de noviembre

Hoy toca mesianismo, me temo. Me voy a poner estupendo prediciendo lo que va a pasar el 15 de noviembre en la "refundación del capitalismo". Lo que pasa es que es muy fácil ir de mesiánico tras un poco de lectura de Rothbard. Lo que voy a decir es tan mesiánico como afirmar que si suelto una piedra caerá al suelo. Vamos con ello.

Me centro en el tema monetario, que es la raiz del problema de la crisis. Lo demás son fuegos artificiales para distraernos; así que seguro que coinciden en que hay que aumentar los controles, regular más y bla, bla, bla. Pero lo más importante es lo que hagan con el dinero. Si salen de ahí sin un acuerdo sobre la monera, tendrán que volver a reunirse en poco tiempo: Las grandes "refundaciones" del capitalismo siempre tienen que ver con el dinero.

Básicamente, hay dos caminos. El primero, el bueno, es el de la libertad de dinero, que posiblemente llevara de vuelta al patrón oro. Lo que pasa es que con este esquema, se acabaron los privilegios de los gobiernos, cuyo gasto quedaría limitado a lo que pudieran quitarnos de impuestos. Teniendo en cuenta que aquí ya es el 50%, poco recorrido cabe antes de la dictadura. Así que, desgraciadamente, me temo que los tiros van por el otro lado. De todas formas, poca ocasiones mejores para hacer la típica sentada con velitas que tanto gusta a los americanos, porque el otro camino conduce a la ruina completa.

El otro camino está perfectamente descrito por Rothbard en sus obras, y el Euro no deja de ser una prueba de sus predicciones. Los gobiernos acordarán mecanismos más fuertes para coordinar sus políticas de inflación, sea reforzando el FMI, creando un verdadero banco central mundial (un dinero mundial) o fijando tipos de cambio entre monedas. Esto último ya fue probado con loas acuerdos Smithsonian y fracasó en dos años (1971-1973); creo que ahora tendría aún menos recorrido.

Y es que el problema que estamos viviendo esta semana, en que el dinero huye de todas las monedas (rublo, corona islandesa, florín húngaro, libra esterlina, divisas sudamericanas, y hasta Euro) buscando refugio en el dólar (peazo refugio), es el que van a tratar de solventar, para evitar las sucesivas quiebras de los Estados.

Evidentemente, lo más fácil a corto plazo es fijar el tipo de cambio entre todas ellas, para que el inversor/ahorrador no pueda andar refugiándose en unas respecto a las otras, y no se amenace la quiebra de ningún Estado. Pero esto es insostenible a menos que las políticas de inflación estén coordinadas (pues el valor real de la moneda variará de forma distinta en cada país), lo que nos lleva de nuevo al banco central mundial.

En resumen, ¿qué cabe esperar de esta reunión? Unos mecanismos de coordinación mayores entre los bancos centrales, y una especie de promesa de moneda única mundial.

Lo veremos el 16 de noviembre. Y, entonces, si se cumple la predicción (a lo mejor van por el otro sentido; en todo caso, parece difícil que no hagan nada), os contaré cuál es el siguiente paso según Rothbard.

3 comentarios:

Ferhergón dijo...

Acabo de leerlo en El Confidencial:

Sarkozy también respondió a la pregunta de si el G-20 tratará de los tipos de cambio entre las monedas. "Me parece imposible", afirmó, "que se evoquen las cuestiones fiscales y la crisis financiera y no se hable de las monedas, de la manera en que evolucionan unas respecto a otras". El asunto es tanto más oportuno, señaló, cuanto que el yen japonés acaba de apreciarse "un 11% en pocas horas".

Firebird dijo...

Dos cuestiones:

La primera: ¿por qué sube el dólar cuando están venga a imprimir papel a mansalva (lo que debería hacer bajar el valor del dólar en picado)? ¿Porque es una moneda "refugio"? ¿O porque los inversores americanos están deshaciendo las inversiones que tenían en el extranjero (precisamente para refugiarse de la devaluación del dólar) para tapar agujeros y margin calls en EEUU?

La segunda: ¿por qué sube el yen japonés con tipos de interés cercanos al cero por ciento y un mercado bursátil en caída libre? ¿Refugio? ¿Calidad? ¿O simple desapalancamiento del "carry trade"?

Lo que estamos viendo ahora (un suceso puntual más o menos limitado en el tiempo) no tiene nada que ver con lo que veremos en uno o dos años (un proceso que puede durar tranquilamente una década).

Un abrazo,

Jorge

udcc dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.