miércoles, 18 de junio de 2008

Nos van a subir los impuestos

Leo en algún medio que los sindicatos de funcionarios del Estado ya están comenzando a organizar una huelga para reivindicar mejoras salariales. Era una cuestión de tiempo que esto pasara, tal y como está subiendo la inflación (medida por el IPC). Y la forma más probable en que el Gobierno resolverá el conflicto será otorgando dicho incremento. Si no lo hace sacrificando otras partidas del creciente gasto público (¿alguien puede imaginar esto en un gobierno del PSOE?), la única salida será subirnos los impuestos para poder afrontar los mayores gastos.

La inflación consiste en la fabricación de billetes por parte de los Gobiernos, billetes que no reflejan ningún crecimiento de riqueza y que carecerían de valor si el Gobierno no lo impusiera.
El nuevo dinero fabricado se canaliza por el Gobierno hacia los sectores de su preferencia, por lo que suben los precios de estos bienes y servicios (más demanda, igual oferta). Los nuevos receptores del dinero generado, aumentan su consumo a su vez en otros sectores, en los que eventualmente se vuelven a subir los precios, y así hasta llegar a los últimos elementos de la cadena.

¿Quiénes son estos, los más perjudicados por la inflación? Aquellos colectivos que no pueden subir de la noche a la mañana el precio de sus servicios: trabajadores por cuenta ajena, funcionarios y pensionistas. Cuando el nuevo dinero les llega, se encuentran ya todos los precios subidos, por lo que se han visto netamente perjudicados por la inflación, mientras que los primeros receptores (el Gobierno, los bancos) se han visto netamente beneficiados.

Esto es muy manifiesto en el caso de los pensionistas, a los que se les sube el IPC precisamente cuando ya ha subido la inflación, por lo que mantienen su capacidad adquisitiva (?) pero siempre van un año desfasados.

¿Qué pasa con los funcionarios? Pues lo que ya expliqué en una entrada previa http://ferhergon.blogspot.com/2008/05/huelgas-en-los-servicios-pblicos.html
El único mecanismo para actualizar su sueldo es la huelga.

¿Qué ocurre si el Gobierno cede a sus reclamaciones? Pues como la inflación no la controla toda él (la tiene que dirimir dentro del BCE, ¿alguien se imagina dónde estaría el IPC si la inflación estuviera en manos de ZP?), tiene pinta de que no conseguirá toda la moneda "falsa" que desea, por lo que no podrá pagar ese incremento sin reclasificar otras partidas de gasto. Como esto no lo va a hacer, tachán, se inventarán algún impuesto nuevo o nos subiran a escondidas los existentes.

Al tiempo...

5 comentarios:

CID dijo...

Siempre pueden tirar de deuda... Que por supuesto, al final pagaremos igualmente, pero para entonces, nadie se acordará de ZP...

Saludos,

Antonio Jesús dijo...

Perdona que te corrija pero los gobiernos de la zona euro no pueden imprimir billetes. Es una función que corresponde al BCE

CID dijo...

Antonio Jesús,

¿Y quién nombra a los que mandan en el BCE?

Antonio Jesús dijo...

Si bueno y quien elige a los gobiernos?
Es más me da a mi que Trichet y Zapo no son muy amigos

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Menos mal que la inflación no la controla nuestro Gobierno. NO quiero ni pensar en las "medidas" que pondría en práctica el equipo económico de este Gobierno.
Saludos.