jueves, 27 de noviembre de 2008

Mi héroe

Os recomiendo que no os perdaís el video cuyo link adjunto. Salió referenciado el otro día en un artículo de Mises, y es de verdadera antología. Lástima que solo esté en inglés, habría que traducirlo o ponerle subtítulos, aunque no sería lo mismo.

El protagonista indiscutible es Peter Schiff, mi héroe, quien aguanta estoicamente el chaparrón de cachondeo de sus contertulios cuando afirma (en 2006) que va a haber una crisis brutal. Aunque el mejor momento es cuando los analistas en masa empiezan a recomendar a los americanos que compren acciones del sector financiero diciendo que está barato.

Y termina Mr Schiff entre gritos y carcajadas de los demás diciendo a la gente que ni se les ocurra. En fin, supongo que Mr Schiff, economista austriaco, por cierto, estará riendo el último. Aunque seguro que no mejor, porque con la que está cayendo no es para reirse ni siquiera tras haber sido sujeto de escarnio.

Hala, a disfrutar del vídeo.
http://www.youtube.com/watch?v=2I0QN-FYkpw

Por cierto, seguro que alguno de los siracusanos con que de vez en cuando comparto momentos divertidos, comprenderán especialmente bien mi satisfacción al ver a Mr Schiff aguantar el cachondeo de los desinformados.

4 comentarios:

J dijo...

Hombre, Fernando, que iba a ver una crisis gorda también lo decía Nouriel Roubini y mucha gente que no son austríacos. Y también muchos marxistas, por cierto.

J dijo...

"a haber", quería decir, of course.

Ferhergón dijo...

Gracias, J

Una cosa es adivinar y otra cosa predecir. Siempre hay algún economista neoclásico que acierta, porque con sus "teorías" cubren todas las posibilidades, y, si no, se lo inventan sobre la marcha.

Lo bueno de Schiff es que su predicción se basa en un razonamiento lógico, y por tanto puede defenderla contra el viento y marea del asalto de sus contertulios (cachondeo incluido). Me gustaría ver a Roubini en la misma tesitura, a ver si hubiera tenido narices de mantener su postura.

Toda la escuela económica austriaca llevan diciendo lo de la crisis desde hace mucho tiempo (los años 30, con Mises?)... ¿cuántos tienen el crédito ahora? ¿Por qué en cambio lo ha conseguido Roubini? ¿No será porque con sus ideas no hay riesgo para el statu quo Gobierno, y con las de los austriacos sí?

Firebird dijo...

Fernando:

Muy bueno el vídeo. Es lamentable ver la falta de educación de algunos analfabestias. En fin...

Me alegro de que este Schiff sea tu héroe y no tu asesor financiero, porque si hubieses invertido tu dinero con él, estarías francamente jodido. Al contrario que otros (austriacos y no austriacos), Schiff no se puso corto en constructoras y financieras, sino largo en BRIC y oro, lo cual, unido al bajón del dólar ha dejado a los que siguieron sus "predicciones" entre un -50% y un -80%, dependiendo de lo que hayan aguantado.

El problema con los perma-bears (así como con los perma-bulls) es que, al igual que los relojes estropeados dan la hora correcta dos veces al día, alguna vez aciertan y esa te la repiten machaconamente.

Decir durante años "viene una crisis, viene una crisis" es lo mismo que los que ahora están "éste es el fondo, éste es el fondo", si lo sigues diciendo durante suficiente tiempo, al final tendrás razón.

Hace poco tú hiciste dos predicciones; celebraste la que habías acertado y reconociste la que te habías equivocado. Eso es lo honrado y lo intelectualmente honesto. Eso no es lo que hace Schiff.

Todo esto no quita que Schiff tenía razón en lo de la burbuja inmobiliaria y los beneficios fantasma de los bancos, pero hay otros analistas/gestores que hacen un análisis mucho más equilibrado (no ambiguo y tirando balones fuera como los "listos" que pase lo que pase lo "predijeron"): Riholtz, Mauldin, Hickey, etc. y te cuentan lo que probablemente va a ocurrir, no lo que según su secta (perdón, escuela) está escrito que ocurra.

Un abrazo,

Jorge