domingo, 16 de noviembre de 2008

Qué alivio.... me equivoqué

Vaya hombre, una de cal y otra de arena. Después del triple del otro día con lo de General Motos, American Express y los bancos, ya estaba yo crecidito. Así que creía que me iba a marcar otro con la cumbre de ayer... pero fallé. Vamos, no he dado ni al aro.

Había predicho que en esta cumbre se acordarían cosas graves, que nos llevarían por el camino que Rothbard apunta para el colapso final del sistema.
Aquí tenéis si queréis disfrutar a tope de mi fallo:
http://ferhergon.blogspot.com/2008/10/prediccin-para-el-15-de-noviembre.html

Pero no, no han hecho nada. Un poquito de supervisión por aquí, otro poquito de regulación por allá, nada coordinado, solo compromisos, y algo de más apertura del comercio internacional. Bueno, y lo de las políticas fiscales, que me río yo y no me creo nada.

Así que, de momento, no tenemos el banco central mundial, o la fijación de tipos de cambio entre divisas, que podrían haber hecho temer lo peor. De momento, pues, siguen las cosas cómo están.

Lo que tampoco es especialmente halagüeño, claro, porque la pirámide de créditos sigue ahí, y la creación de dinero falso a espuertas también. Sin embargo, al no haber tomado ninguna medida, el proceso de limpieza de malas inversiones puede continuar algo, aunque sea a nivel de Estados.

Posiblemente en los próximos meses empezarán a subir los tipos de interés cuando los Estados emitan su deuda, y comiencen otra vez los episodios de histeria entre monedas, como los que se vivieron hace unas semanas (la subida de estos tipos de interés hace perder valor a toda la deuda previamene emitida)(y, cómo no, a la moneda). La inflación eventualmente se verá también en el IPC, y tendremos oficialmente lo que sabemos que está pasando cuando vamos viendo como suben todos los precios, aunque nos digan en la tele que no.

Mis dudas son, básicamente, si serán los Estados capaces de aguantar la avalancha hasta la próxima reunión convocada (30 de abril), o tendrán que convocar alguna de urgencia antes. Porque, desgraciadamente, no hay camino intermedio: o desmontan el chiringuito, o tendrán que progresar como prevé Rothbard. Y, ¿quién se cree que van a desmontar su chirinquito?

1 comentario:

Firebird dijo...

Fernando:

Tu honestidad te honra.

Como suelen decir los brokers... si tienes que predecir, predice a menudo.

Piensa que aunque la reunión pública de Bretton Woods duró días, lo llevaban preparando casi tres años. ¿Qué van a improvisar estos "linces" en unas semanas?

Tú tranquilo, que ya verás como en que pegue un subidón la bolsa (por ejemplo, a finales de enero) todo el mundo dice que lo peor ya ha pasado, que nos espera el mundo de yupi y que ala, pelillos a la mar. Y después, Paco con las Rebajas.

Un abrazo,

Jorge