viernes, 28 de noviembre de 2008

Un juez asustado

Se está juzgando a un juez de Murcia. Al parecer, este señor trató de aplicar la norma o el procedimiento habitual, lo que sea, para la tramitación de la adopción de la hija de una lesbiana, por la pareja de ésta. En algún lado, algo hizo "mal" (obviamente, según los demandantes) y ahora está en peligro su carrera, piden algo así como 18 años de suspensión.

Este juez, según sus declaraciones, lleva 20 años en tutela de menores, y confesaba que no entiende nada, que él solo había hecho lo de siempre y que, es más, pudo cancelar en determinados momentos del proceso por incomparecencia de los abogados de la interesada, pero no lo hizo por el interés del menor, que es, al parecer, lo que predomina en estos casos.

Pero no me interesa el fondo de la cuestión. Lo que me interesa es el grado de "acojone" que revelaba el susodicho juez en las declaraciones. Veamos: lleva 20 años haciendo esto, o sea que se lo debe de saber bien; está seguro de que no ha hecho nada incorrecto, y no entiende por qué le demandan. Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Por qué no confia en la justicia, esa misma que lleva ejerciendo 20 años?

Fácil: porque conoce de primera mano como funciona el tema. Para la mayor parte de nosotros, la justicia es algo que está ahí y funciona relativamente bien. Todos pensamos que si alguien no nos deja entrar en nuestra casa, nos rompe el coche, nos denuncia sin haber hecho nada o nos despide sin motivo, habrá por ahi un juez que pondrá las cosas en su sitio y le dé al culpable su merecido.

Pero lo cierto es que la gente que está en contacto diario con el tema sabe mucho mejor cómo funcionan las cosas, y la distancia a la que están de esta visión que suele tener la gente. Por eso está tan asustado este señor, porque la conoce de primera mano, y sabe cómo funciona. Y sabe que no hay justicia, que la cosa es más bien aleatoria, y aunque él cree haber hecho todo bien, igual le condenan.

Pero, ¿cómo podríamos vivir si fueramos conscientes de la verdad? ¿Cómo vivir dudando de que esos invasores serán expulsados de nuestra casa? ¿Cómo vivir pensando que mañana un policia se puede presentar en tu casa con una orden de arresto equivocada, y todo el mundo pensará que eres tú el culpable? ¿Cómo vivir sabiendo que no hay justicia que nos proteja?

Y no quiero deprimiros más, que si quisiera hablaría de los abusos que comete el Estado contra nosotros (multas injustas, impuestos equivocados, expropiaciones indebidas y montones de decisiones arbitrarias). A ver lo protegidos que estamos de estos abusos por la justicia.

No me extraña que este juez está asustado. Sabe perfectamente lo que hay.

11 comentarios:

Firebird dijo...

Fernando:

Fijate si está mal la justicia que según qué juez te toque te pueden quitar a tus hijos en función de a quién te folles.

El juez "víctima":

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/juez/Murcia/retira/custodia/hijas/madre/ser/lesbiana/elpepusoc/20070723elpepusoc_2/Tes

Por otra parte, menos mal que por una vez y por fin un juez se asusta en vez de sacar la pistola a un conductor borde o amenazar a los policías que la detienen por conducir borracha.

De todos modos, es normal. Como dijo Groucho Marx: "Nunca formaría parte de un club que me admitiese como miembro". Este juez sabe que si él mismo ha podido llegar a juez, a saber quién le toca ahora a él.

Un abrazo (pero sin mariconadas, ¿eh?),

Jorge

Ijon Tichy dijo...

Este juez está asustado porque sabe que la corrección o incorrección de su proceder es irrelevante.

Está asustado porque intuye que puede ser utilizado como cabeza de turco y así marcar el camino que deben seguir otros jueces que hayan de juzgar casos similares, si no quieren correr su misma suerte.

Anónimo dijo...

Amigo Ferhergón, dices verdades como puños. Este juez está pasando por la jurisprudencia feminista... y dudo mucho que por lo que está pasando sea un juicio... pues tiene todos los tientes de un "proceso" (en eso consiste la jurisprudencia feminista).

Últimamente, como si de un goteo se tratara, están siendo “procesados” jueces y juezas víctimas de la jurisprudencia feminista (una jueza en Santander por criticar el dogma de ley de violencia de género, de manera constantemente mediática una tal Sanahuja, ahora éste, etc.). No serán los últimos, y habría que aprovechar este momento para recordar que los padres separados pasan diariamente por dichos “procesos”... y en muchos casos previas denuncias falsas.

En estos “procesos” más tarde o más temprano, también acabarán cayendo los jueces que defienden a juezas con una copa de más.

La justicia como institución, nadie cuerdo se atrevería a afirmar que es justa; pero cuando es esclava de una ideología si podemos afirmar entonces, que todo juicio es un “proceso”.

... si a eso le unimos que estamos ante un estado y un gobierno que ha diluido la separación de poderes... nadie estamos seguros... ni los jueces.

Recibe un cordial saludo

Pablo el herrero

judas dijo...

Ferhergón, que soy de Murcia y no te has leído el tema lo suficiente...

«Este juez, según sus declaraciones, lleva 20 años en tutela de menores, y confesaba que no entiende nada, que él solo había hecho lo de siempre»

Eso es sencilla y llanamente falso. En un proceso de adopción por parte de la pareja de uno de los progenitores lo normal es tramitar el asunto de manera rápida. Este señor se dedicó a pedir no sólo una cantidad abrumadora de pruebas que nunca se piden, sino que además obligó a la madre biológica a someterse a un estudio psicológico so pena, agárrate los machos, de perder ella la custodia de su propia hija.

Pero vamos, que eres libre de seguir hablando de las cosas sin saber. Faltaría más. Pero por supuesto un tipo que está dispuesto a poner sus opiniones y creencias por encimad e la Ley y encima tiene como trabajo hacerla cumplir, no veo nada mal que esté acojonado con perder su empleo y sueldo. Dice el tipo además que «ya» no confía en la Justicia. Tócate los huevos pepito. Claro que ya no confía, porque ha descubierto que eso de saltarse los preceptos legales escritos está mal visto, y parece que no lo sabía.

Pero claro, es que Murcia es la leche, En mi pueblo aparecen pintadas de apoyo a este juez y todo, y de claro odio a las madres que pretenden que se les haga justicia. Y en el pueblo de al lado, han pintado bajo el cartel de entrada con el nombre un hermoso «... del caudillo» que tira de espaldas. Pero eso da igual, supongo.

Ferhergón dijo...

Muchas gracias por la información y los interesantes comentarios.

En la entrada, no me manifiesto sobre el fondo del asunto, que no es lo que me interesa. (Y que, como dice Judas, no conozco suficientemente).

Lo que me interesa es resaltar que la justicia no funciona (en otras entradas he razonado que es estructuralmente imposible que funcione una justicia pública) y que esto lo saben de primera mano sus ejecutores, los jueces.

La prueba es este señor, asustado por una posible condena, pese a estar convencido de que hizo las cosas como debía. Que la razón de la condena sea un ajusticiamiento feminista u otra es irrelevante para lo que sostengo.

judas dijo...

O sea, que como la Justicia no es al gusto de cada uno de los caprichos de cada individuo no es Justicia.

«La prueba es este señor, asustado por una posible condena, pese a estar convencido de que hizo las cosas como debía.»

Más bien al contrario, la prueba de que la Justicia funciona es que este señor, a pesar de ser juez y creer (creer) que lo que hacía estaba bien, se equivocaba y se le va a hacer notar. Porque lo que pretendía este juez, y prensaba que estaba bien, y tú no entras en ello pero lo apoyas, es que las lesbianas no pueden adoptar no o no.

«Que la razón de la condena sea un ajusticiamiento feminista u otra es irrelevante para lo que sostengo.»

De nuevo, justo al contrario. Que la razón de la condena sea justa tira por el suelo tu historia de persecución y jueces asustados.

Anónimo dijo...

Esta pidiendo mas informes porque esa pareja no es normal y El bienestar del niño es lo que importa. No se trata de su el mayor tiene derecho a nada, sino si el niño estará en buenas manos. Para mi es logico que el Juez pida mas informes. Estamos creando una sociedad ciega ante lo evidente, por parte de aprendices de ingenieros sociales que se creen muy listos pero que en realidad son unos analfabetos No solo en leyes sino en biologia, historia de las sociedades humanas, antropologia y por supuesto, Derecho Natural. Tarde o temprano pagaremos.

Por supuesto, esta opinión la dejo plasmada porque voy a firmar como anonimo. No me atreveria de publicar mi nombre. Esta sociedad es cada vez mas asquerosamente intolerante con los no correctos.

judas dijo...

Bravo, Ferhergon, mira qué amistades anónimas y homófobas te aparecen cuando sacas los donettes.

Ferhergón dijo...

Estimado Judas

Tú puedes seguir en tu rollo; te vuelvo a repetir que no entro ni salgo en el fondo del asunto, por lo que ni apoyo ni dejo de apoyar al juez.

Lo que tengo claro es que tú sí has hecho ya justicia y no necesitas que ningún juez se pronuncie. Está claro que para ti justicia es lo que tú decides que es justicia, y tu penúltima entrada así lo revela.

Lo cual no aporta ningún argumento al tema.

Un saludo.

Firebird dijo...

Fernando:

De acuerdo que la justicia pública funciona mal, pero no porque un juez tenga miedo a que le caiga un marrón por no actuar debidamente.

Si este juez ha actuado conforme a la ley, los periódicos, la tele y la sociedad le podrán poner a parir, pero la ley es la ley y no te pueden condenar si no demuestran que la has quebrantado (que es lo que este individuo se teme, no sólo que sabe que ha violado la ley, sino que ve que además le han cazado).

Por cierto, decir que no entras en el fondo de la cuestión es tirar la piedra y esconder la mano.

Un abrazo,

Jorge

judas dijo...

«Lo que tengo claro es que tú sí has hecho ya justicia y no necesitas que ningún juez se pronuncie. »

Lo dicho, que no te has leído ni mínimamente el tema. Este juez dice, tan campante, que «una cosa es lo que dice la ley y otra cosa es mi opinión» y que los hijos de homosexuales son «cobayas humanas». Se inventa informes inexistentes para corroborar eso y pide pruebas que no forman parte de los trámites habituales, demorando tiempos y casi intentando declarar incompetente a la madre biológica.

Estamos esperando sentencia, sí. Los hechos son esos, reconocidos por él mismo; veamos qué dicta el juez de su caso.