miércoles, 16 de abril de 2008

Leer en lengua original

Me encanta la lectura, leer cualquier cosa. Y hace unos años descubrí que la experiencia era mucho más satisfactoria si leía el libro en la lengua en que se había escrito. Por aquel entonces, solo podía leer inglés. Pero a causa de ese descubrimiento, me propusé leer también en francés y alemán. Lo primero lo conseguí con cierta velocidad; tras lo segundo sigo después de cinco años.

En todo caso, tengo que recomendar a todo aquel que pueda que trate de hacerlo. Se ahorrará muchos disgustos y timos, y podrá leer muchas más obras que a España no llegan (por ejemplo, Ben Elton, uno de mis escritores contemporáneos preferidos).

Uno de los mayores disgustos me lo llevé con la traducción del título de los primeros capítulos del Hobbit y de "El Señor de los Anillos". Ambos los leí primero en castellano, a los 13 años. Posteriormente lo he releído varias veces (el test de la relectura, que decía ¿Borges?), las últimas siempre en inglés.

Pues bien, el título de los capítulos en inglés es, respectivamente: "An unexpected party" y "A long expected party". La referencia que hace Tolkien en Señor de los Anillos al Hobbit es evidente, la contraposición entre los respectivos títulos.

¿Cómo los tradujeron en España? "Una tertulia inesperada" y "Una reunión muy esperada". Increible pero cierto. ¿Cómo es posible que el segundo traductor no conociera la otra obra, la otra traducción o no se diera cuenta de la referencia?

Es como la punta del iceberg: ¿os imagináis lo que nos estamos perdiendo cuando leemos una traducción? ¿No es una mala traducción como una mentira? ¿Quién nos garantiza traducciones de calidad? Así que, si se puede, en lengua original.

2 comentarios:

Rogelio dijo...

Opino lo mismo que tú, Fernando. Es lo ideal, lo recomendable y la experiencia más cercana a la intención del autor.
Los ejemplos que señalas sobre las traducciones de Tolkien son per se reveladoras. Añado una más, muy reciente: la fabulosa película "There will be blood" traducida por "Pozos de ambición".
Un saludo.

John dijo...

Créeme, la referencia no se perdía. Yo me leí el Hobbit con 9 años y ESdlA con 10. Y fui capaz de captarla sin problemas...

Por otra parte, no creo que el traductor fuera tan torpe como para no caer en la cuenta.

Me hacen gracia este tipo de entradas. Escritas por gente bastante ajena a los idiomas, sin demasiada cultura, y que le meten -a pesar de no tener zorra idea de lo que hablan- un palo inmerecido a los traductores.

Visto lo visto, estoy convencido de que te perderás infinidad de detalles con tus lecturas en lengua original. No creo que des para mucho más.

Por cierto, si de verdad eres capaz de leer en inglés, te recomiendo que le eches un ojo a la TRADUCCIÓN de los cómics de Astérix. Es posible que tus conocimientos de esa lengua te basten para apreciar que, en ocasiones, una buena traducción es capaz incluso de mejorar el texto original.