sábado, 3 de mayo de 2008

Isabel la Católica, vista con otros ojos

Es curioso como cambia nuestra manera de pensar conforme se acumulan nuestras vivencias y experiencias.

Hace más o menos un año me leí una biografía de Isabel la Católica, la de Luis Suarez, en la edición regalada por ABC. La lectura es interesante, bien documentada, aunque tal vez un poco prolija por momentos, por lo que confieso que en algunos momentos me perdía.

En cualquier caso, la conclusión de mi lectura fue, como no podía ser de otra forma, un realce de la figura de la Reina Católica, verdadera fundadora del Estado moderno junto con su marido. En dicho libro se describen, con detalle, las distintas maniobras que tuvieron que hacer los monarcas para llevar la España de los reinos a la España consolidada territorialmente que ahora conocemos. Muchas de ellas son incomprensibles a la luz de la actualidad, pero quizá sobre esto merezca la pena hacer otro día una entrada en el blog.

Lo cierto es que un año después, y tras leer a Rothbard y a Hayek, la visión que tengo de la que me pareció en su momento una reina modelo, es completamente distinta. En efecto, las artimañas usadas por Isabel la Católica las veo ahora como los trucos usados para ir imponiendo su voluntad al pueblo, quienes ibamos perdiendo, con cada truco de su Majestad, un poco de la libertad que otrora teníamos.

Y no puede ser de otra forma: la consolidación de un Estado se consigue únicamente a costa de la libertad de los individuos, que se ven forzados a sacrificar sus intereses particulares a unos intereses generales inexistentes, creados artificialmente por aquellos que quieren imponer su voluntad. Así, vemos a las figuras históricas con un poco más de claridad, y los Reyes Católicos pasan de ser los fundadores del Estado español, a los iniciadores de la opresión estatal.

Y, confieso, veo con un poco más de simpatía las reivindicaciones catalanas de la actualidad, pues algo de sustento histórico tienen, aunque ahora sean usadas por otros dirigentes para lo mismo: imponer sus intereses particulares sobre los de los demás habitantes de Cataluña y de España.

Quién me ha visto y quién me ve, vaya por Dios.

6 comentarios:

Manuel Canabal dijo...

Ya explicaras los "trucos" de Isabel la Católica, que en la distancia es una figura equivalente a la reina Victoria de Inglaterra, no? Una mujer que manda en el s XV - prodigio de la igualdad ... impulsora del libre comercio y los emprendedores como Cristobal Colon :) Una liberal, si señor!!!

No se porque los Reyes Católicos son iniciadores de la opresión estatal. Gracias a su expansion hacia las Americas a nuestros predecesores no los frieron a impuestos :)

Hoy día 3 de Mayo, se celebra el bicentenario de la Guerra de la Independencia y en breve el aniversario de la Constitución de Cadiz. Es un hito en si mismo que la palabra liberal en sentodo moderno naciera en España.

Es en el s XiX con los mini-nacionalismos cuando la cosa se termina por estatalizar del todo (no entiendo las simpatias de un liberal ante reivindicadores de mas acción estatal!!)

Ferhergón dijo...

Manolo
No he tenido que buscar mucho en la biografía que cito para encontrar pasajes jugosos.
A ver qué te parece este de la página 356: "No podemos dudar de que el conjunto de decisiones adoptadas durante esos meses de tránsito de los años 1487 a 1488 pueden considerarse como un verdadero golpe de estado desde el trono".
Se refiere a las Cortes de Tarazona y las manipulaciones de Fernando el Católico para nombrar el los Consejeros aragoneses, hasta ese momento nombrados por las Cortes.
No me voy a repasar el libro buscando estas referencias, pero alguna más habrá, pues no me ha llevado ni cinco minutos encontrar esta.
Satisfecho?

Ferhergón dijo...

Y luego dices que reivindico más acción estatal!!!. Pero yo no he dicho nada de eso. Lo único es que, vistos los manejos de los monarcas para desbaratar el poder popular, fenómeno más intenso en la corona de Aragón, puede comprender mejor las reivindicaciones catalanas.
Al mismo tiempo, me juego un pie a que los "reivindicadores" lo hacen con la idea de beneficiarse ellos, y no de devolver poderes al pueblo catalán (lo que equivaldría a independizar el Parlament de la Generalitat). Como prueba, el peazo Estatut al que han sometido a los catalanes, con la callada por respuesta.

mcanabalb dijo...

Ahora se lleva ser democrático y global.

En la época de los Reyes Católicos, sin Internet con una población muy menor se llevaba ser pre-despota (antes del despotismo ilustrado). Los Reyes, con su familia, su amplia descendencia, la nobleza a la greña siempre ... se conspiraba mucho e incluso te mataban a la mínima como no estuvieras espabilado - ver las guerras de Religión en Francia. Es normal que estuvieran todo el rato intentando ser lo mas absolutos y despotas posibles!! (no habia otro remedio) (*)

En 1513 se escribio el Principe de Maquiavelo, es la epoca del Mercantilismo ... Los Reyes Catolicos son unos cracks: de la nada se sacaron un imperio de la manga y las guerras las financiaban via el oro de la Americas y no los impuestos!!

(*) Tal vez la única excepción sea lo que un pueblo puede hacer con un rey, como lo que le ocurrió a Carlos I de Inglaterra 100 años mas tarde http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_I_de_Inglaterra

Ferhergón dijo...

Hey, chaval, que nadie pone en duda que Isabel y Fernando fueran unos cracks. Por algo fueron los monarcas más poderosos de su tiempo...
Yo lo único que digo es que ese talento fue utilizado, también, para poner los cimientos del Estado tal y como lo conocemos hoy.
Y de esto, que antes me parecía positivo, ahora tengo una perspectiva bastante más negativa.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Hola amigos.
La verdad es que no pasan los años. Parece que estamos de tretulia como hace diez... Bueno, quería añadir unos detallitos sobre el prefil de Isabel la Católica y otros temas que comentáis sucesivamente:
1. No conozco la biografía de la que hablas, Fernando. Yo leí la de Manuel Fernández Álvarez, publicada por Espasa, impagable en detalles y en situación de contexto. Esta lectura (la de Fernández Álvarez) es muy favorable a la reina de Castilla, no así a la figura de Fernando de Aragón, quien aparece tratado con poca generosidad por este autor, especialmente en su otra obra, "Juana de Castilla, la cautiva de Tordesillas".
2. Que los reyes llamados católicos eran unos crakcs lo demuestra la Historia (con mayúscula). Su sentido de unificación del estado no lo podemos leer nunca desde el debate socialismo-liberalismo, sino desde la confrontación Edad Media - Modernidad. Aunque esto suponga la aceptar los manejos de las monarquías europeas fente a los poderes de las noblezas locales. Sobre esto último, uno de los temas que más me sorprendió en su día fue el carácter itinerante de la corte (Valladolid, Burgos, Toledo, ...) y los continuas negociaciones de los monarcas (especialmente los medievales) con la nobleza local para conseguir financiar sus guerras, sus expansiones etc... En este sentido la época del reinado de Carlos V resulta muy ilustrativa.
No obstante y a pesar del carácter de crack asignado por Manolo y que yo reafirmo especialmente en Isabel, opino que la expulsión de los judíos es un episodio nefasto en su reinado; nefaso e inexplicable (al menos para mí).
3. Fernando, aunque para el nacionalismo periférico (de la periferia española, claro) vale casi todo, con tal de justificarse histórica y muy histéricamente, me gustaría señalar que el monarca español que concentra las iras de los nacionalistas catalanes es Felipe V, el primer borbón. Sí, es el impulso de los Decretos de Nueva Planta ( el de 1716 para Cataluña)lo que genera las iras primigenias del catalanismo político y no la figura de Isabel de Castilla. Ni que decir tiene que Felipe V es un personaje que me resulta especialmente simpático, precisamente por su idea modernizadora de España, aunque esto supusiera una concentración de poderes y una uniformización nada liberal. Son "efectos colaterales", en mi opinión, perfectamente asumibles.

Un abrazo