jueves, 22 de mayo de 2008

Los mejores trenes del mundo

Pues sí, parece que los mejores trenes del mundo están en Japón. El tren bala allí es una maravilla, con 4 servicios por hora entre ciudades que distan más de 1500 Km. Al parecer no se le conocen retrasos, ni ha tenido ningún accidente en su historia. No está mal para un país sujeto a terremotos frecuentes, ¿no?

Pero es que las redes locales también están a la altura. Entre Nara y Kyoto, separadas por 70 Km, tienes servicios cada 10-15 minutos, en una de las líneas que sirven el trayecto.
Porque, y aquí es donde quiero llegar, en Japón sí hay competencia entre servicios ferroviarios. No competencia de m... con un gestor de infraestructuras y carriers y slots. No, competencia en líneas ferroviarias, con despliegue propio e integración vertical. Y, claro, la consecuencia no puede ser otra que tener los mejores trenes del mundo.

Solo en Kyoto debe de haber unas cinco líneas ferroviarias, cada una con sus vias, sus estaciones y sus trenes. En Tokyo directamente renuncio a dar una cifra, no soy capaz mirando el mapa de transporte público.

De hecho, la compañía nacional, Japan Railways, es al parecer una alianza de compañias privadas locales, no una compañía pública (como Renfe o SNCF). Y tampoco los competidores alternativos son pequeños, solo hay que ver el enorme edificio de la estación de la compañía Namba en el centro de Osaka. Impresionante.

Confieso que el análisis no deja de ser ligero. Desconozco hasta que punto estas líneas en competencia se han desplegado o no mediante sistemas de privilegios (concesiones) o si han tenido derecho de expropiación. Lo único que sé es que hay muchas compañías en competencia, que compiten integradas, nada de derechos de acceso sobre algún supuesto dominante, y que Japón tiene el mejor servicio ferroviario del mundo.

Y el que quiera entender, que entienda. Otro día hablamos del suelo en Japón.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Si usted me permite quisiera hacer una aclaración, a su exposisión sobre los trenes japoneses. La Japan Railway fue una empresa pública que se sometió a una ley de privatización el 1 de abril de 1987. Se dividió la compañía en varias subempresas sobre las que el Estado Japonés tiene acción de oro. Se vendieron aunque no totalmente. JR west, JR central y JR east fueron vendidas, pero las demás divisiones no encontraron compradores (las secciones de Hokkaido, Kyushu, Shikoku y Cargo siguen siendo estatales). JR east opera Tōhoku, Kantō, Kōshin'etsu y los shinkansen del nortdeste, JR central opera el Tokai y el shinkansen Tokaido, y JR west opera Hokuriku, Kansai, Chūgoku y el Sanyo Shinkansen). Las secciones centrales son un gran negocio, mientras que las demás no son tan rentables. Hokkaido estuvo a punto de ser privatizada en 2002, pero finalmente fue retirada la oferta. Pero si estoy de acuerdo en que Japón tienen los mejores trenes del mundo.

Anónimo dijo...

Yo pienso que el ave español supera al japones.