jueves, 8 de mayo de 2008

La economía se recuperará a mediados de 2009!!!

Al parecer eso es lo que ha dicho nuestro ínclito ministro de Economía. Uno se pregunta con qué artes y brujerías son capaces algunos economistas de subirse a la palestra y echarle narices para hacer este tipo de previsiones. Claro, que como la memoria es corta, nunca hay nadie en el momento supuesto del cumplimiento de la previsión para recordárselo. Y, si lo hubiera, se podría explicar de forma perfectamente razonable el por qué de la desviación.

En todo caso, sí cabe hacer un poco de crítica "austriaca" a esta previsión concreta, y de paso hablar un poquito de la teoría del ciclo según dicha escuela económica.

Para los austriacos, el ciclo económico no es natural, si no algo generado por la acción humana. Lo que ocurre es que, en la fase alcista, mucha gente realiza una serie de previsiones equivocadas y está dispuesta a pagar más por algo que no vale tanto; en la fase bajista, todos se dan cuenta de los errores, y se necesita un proceso de liquidación de activos, para que los recursos se puedan redirigir a los usos donde los individuos más los valoran.

Sobre las causas de ese error sistemático y generalizado, ya hablaremos otro día. Baste decir que, sí, lo habéis adivinado, tiene que ver con la inflación.

Ahora lo importante es centrarse en el caso español: no creo equivocarme mucho si apunto al sector de la construcción como el receptor de ese exceso de recursos. El producto de este sector son casas, inmuebles, que en muchos casos aún se están construyendo, aunque no se vendan. Además, es un sector hiper-regulado, lo que significa poca capacidad de adaptación al cambio.

¿Alguien puede creer que, en este sector, y en estas condiciones de regulación, el ajuste va a durar solo 1 año? Hablando en plata, se trata de vender casas, miles de casas, a precios más acordes a la realidad, de forma que los recursos que se vayan liberando puedan dedicarse a usos más productivos. Solo cuando esos recursos se ajusten mejor a las preferencias de los consumidores, comenzaremos a salir de la crisis. Esos recursos son, básicamente, el capital invertido.

Así que lo de 1 año me parece difícilmente creíble, a menos que... sí, hay otra solución. ¿La adivináis? Sí, inflación, y vuelta a comenzar el ciclo expansivo. Eso sí, cada vez más cerca de la catástrofe final.
PS: Lo único que pasa es que, con la política monetaria fuera del control del señor Ministro, no parece claro que pueda acudir a la inflación con tanta alegría como otrora.

1 comentario:

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Esa es tal vez la clave, ¿no? La falta de autonimía de los gobiernos nacionales en la política monetaria de la eurozona. El sr. ministro no lo va a tener tan fácil ahora como en el 94.
En cualquier caso, creo que tu comentario es tan sensato como revelador, Fernando.