domingo, 6 de julio de 2008

Patrimonio UNESCO: Mi traición al liberalismo

Lo confieso con desazón, porque soy consciente de ello. Hasta mi identificación con el liberalismo, relativamente reciente (al menos, con fundamento teórico), no me preocupaba demasiado el seguimiento y fidelidad que tengo por la lista de patrimonio mundial de la UNESCO. Sin embargo, tras el último viaje me surgieron dudas sobre si eran coherentes ambos planteamientos vitales.

Me explico: la UNESCO viene confeccionando desde 1979 una lista con los lugares que son patrimonio de la humanidad. Y desde hace unos años, en que la descubrí, decidí tomar como criterio para fijar el itinerario de mis viajes la vista a estos puntos, en muchos casos de forma exclusiva.

Por si no la conocéis, la podéis consultar aquí: whc.unesco.org. En la lista se incluyen las pirámides de Egipto, Macchu Pichu, Angkor, San Petersburgo o Venecia, el Serengeti y la bahía Halong, por ejemplo. En España, Toledo, Cáceres, Salamanca o la Sagrada Familia. Vamos, la crème de la crème. Hasta 800 sitios.

Ya algunos amiguetes me han recriminado que no haga caso de sus consejos al preparar mis viajes, incluso acusándome de preferir el criterio de unos cuantos "burócratas" al suyo propio. Aquí surge mi esquizofrenia.

Y, sin embargo, creo que la lista de la UNESCO cumple una función hasta ahora no cubierta por el sector privado, quizá por inexistencia de demanda, o por "damping" del organismo. Me refiero a la perspectiva global de lo que merece la pena verse. Desgraciadamente, mi tiempo es limitado, y más el dedicado a viajar, y me gusta ser muy selectivo. Los sitios que te recomiendan las guias locales son, necesariamente, los mejores a nivel del país, pero no tal vez los más interesantes desde perspectiva global.

Por ejemplo, cualquier tour o guia de Jordania recomienda la visita de las ruinas romanas de Jerash. Sin embargo, aún no estando mal, no merecen la pena para alguien que conozca las de Mérida, Pompeya, Arles o Butrint. Así que ese criterio de priorización no es capaz de dártelo un jordano.

Más fácil, en España: tanto un cacereño como un trujillano te hablarán maravillas del casco histórico medieval de sus ciudades. Pero si solo puedes ver uno, ¿cómo elegirlo? Desgraciadamente para Trujillo, la UNESCO se inclina por Cáceres (y, personalmente, discrepo).

Una vez escogido el criterio de la UNESCO, para mí resulta muy difícil separarme de él en ausencia de mayor justificación. Lo siento.
PS: De todas formas, otro día hablaré de los timos UNESCO, que también los hay, y mi explicación sobre su existencia. Así me redimiré en mi liberalismo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Las pirámides?
La mayor verguenza de la humanidad y monumento al esclavismo mas atroz.
Y es un sitio recomendado por la UNESCO ¿para qué? ¿para llorar? ¿para avergonzarse de la humanidad? ¿del ego de los grandisimos criminales que mataron a golpes a miles de personas para construirse su tumba?
Igual con los palacios 'Versalles', que costo medio riñon a los franceses durante mas de 10 añoz, y la gente saca fotos feliz y sonriente...

Stewie Griffin dijo...

Estoy de acuerdo con la apreciación del anónimo. Recuerdo que tenía un profesor en la universidad (uno de ellos, xD), con el que solía discutir a diario. Resulta que un día el tema era determinar quien era el motor de la historia si el individuo o la colectividad. Yo sostenía que el individuo, mi profesor, que era comunista, lo contrario. Al día siguiente vino con un poema que decía "¿que hubiese sido de las pirámides sin la colectividad?"

Y el ejemplo le salio por la culata, ¿Puede existir una mayor aberración para la libertad que las pirámides egipcias? Algo que nadie demanda salvo un tirano, y que se deja la vida de mucha gente por el camino. Es el monumento al estatismo total y a la muerte: es lógico que los burócratas las consideren unas maravillas dignas de ver. Decididamente no pagaría un euro por irme al desierto a ver eso.

Saludos ferhegón

Anónimo dijo...

"... la lista de la UNESCO cumple una función hasta ahora no cubierta por el sector privado. Me refiero a la perspectiva global de lo que merece la pena verse".

Falso:

http://www.1000beforeyoudie.com/

.. dijo...

¡Que razón tienen los comentaristas! ¡Hay que volar las pirámides junto con el Valle de los caídos!

(o a lo mejor, basta con no ser un fanático)

Stewie Griffin dijo...

No hace falta volar nada, capullo. Simplemente yo no iría a ver esa basura estatista, y menos teniendo en cuenta donde están y la naturaleza escogida del viaje en cuestión.

Anónimo dijo...

El puritanismo no casa bien con el arte. El vicio y la inmoralidad pueden engendrar belleza.

Ferhergón dijo...

Las pirámides se construyeron como se construyeron, pero han admirado a viajeros desde hace miles de años. Hayek dice que los activos existentes en cada momento son producto de decisiones históricas, que probablemente ahora se hubieran tomado de otra forma.
Las pirámides existen y poco se puede discutir su carácter de maravilla, refrendado por la evidencia histórica.

Respecto a 1000beforeyoudie, de momento es una castaña. Gracias por el link, en todo caso.

nwobhm dijo...

Ja,ja, qué risa me dan estos Ayatolás de la libertad, seguro que son de los que ven un pobre por la calle y se cambian de acera no vaya a ser que les pegue algo.

Ya he escrito en otro comentario la falacia histórica de la construcción de las pirámides por esclavos pero sois tan osados como ignorantes, o quizá una cosa dependa de la otra.

A mí no me interesa nada esta mierda del patrimonio de la humanidad. El patrimonio de la humanidad es cualquier obra humana, material o intelectual.

La casa en la que vivo es tan patrimonio de la humanidad como la gran muralla china o la torre de Pisa. Puede que no tenga el mismo valor arquitectónico, cultural o histórico, pero ¿eso importa? Las ruinas de los edificios de Pompeya son patrimonio de la humanidad, pero ¿qué los diferencia de mi casa? ¿2000 años? porque la mayoría eran edificios de viviendas de gente trabajadora y humilde como yo.

A mí me encanta visitar monumentos y museos por su relevancia cultural e histórica, pero patrimonio de la humanidad no, por favor, eso lo es todo.